Carpooling

El “carpooling” es una tendencia afianzada en las grandes urbes de todo el planeta. Se trata, sencillamente, de compartir el auto entre colegas o bien entre personas que efectúan recorridos afines. Mas poco a poco la idea asimismo comenzó a emplearse para viajes de gran distancia. En Argentina hay conjuntos con más de diez mil usuarios para los recorridos “Buenos Aires– Mar del Plata” o bien “Buenos Aires–Rosario”, y a la semana se concretan entre cien y doscientos viajes. El pico de actividad acostumbra a darse los fines de semana, por los viajes de los estudiantes que viven en urbes universitarias, y ya existen muchas reservas que se ofrecen para Semana Santa.

“Estoy muy contenta de haber descubierto este conjunto. Viaja por este medio mi familia, que de otra forma estaría difícil, más cuando la estancia es por pocos días”, afirma Mabel Berón.

Matías Maccio es uno de los organizadores de “Carpooling MDP” y comenzó a viajar compartiendo auto pues estaba de novio “a distancia”. “Lo utilizaba por una cuestión económica. Y además de esto el sistema tiene el beneficio de regular horarios y los lugares de encuentro para salir y llegar”, afirma. Cuenta que la seguridad no es el primordial inconveniente de los viajes, sino más bien la informalidad de los argentinos: “mucha gente que se comprometió a viajar después no aparece”.

Un viaje en auto a Mar del Plata, con nafta y peajes, sale unos setecientos pesos. Mas si ese viaje es compartido entre 4 personas, van a pagar únicamente ciento setenta y cinco cada uno de ellos. El pasaje en micro vale entre cuatrocientos sesenta y seiscientos pesos, conforme la categoría. Y en aeroplano no baja de los mil pesos en temporada baja.

Lo emplean viajantes de todo el país, publicando avisos en Fb. Hay asimismo aplicaciones, como “carpoolear”, y se aguardan más sitios webs para regular “los viajes”. Mas la verdad es que reparar un viaje no tiene demasiados secretos. Va un ejemplo: el dos de marzo a las nueve am, Leonela publicó el próximo aviso: “Ofrezco viaje. Viernes cuatro a las dieciocho hs. 2 lugares. desde barracas. (Llevo 2 perros minis) vuelta el domingo”. Un día siguiente, con múltiples mensajes en el medio entre personas que preguntaban condiciones del viaje, Leonela publicó “Auto completo”.

En ciertos países está asociado a la idea de bajar la polución ambiental que producen los autos, mas en Argentina medra pues es un modo de reducir costos, en frente de los costes de los pasajes de micro y aeroplano. Y ciertos asimismo lo escogen para conocer gente y viajar con compañeros que tienen exactamente los mismos gustos y también intereses.

“Es una movida que llegó para quedarse. Aún el sistema tiene ciertas falencias, mas la gente se anima a utilizarlo cada vez más”, afirma Juan Ignacio Guajardo, organizador de otro conjunto de carpooling en Fb, con más de diez mil usuarios.